Bernardo Oyarzún representará a Chile en la 57ª Bienal de Venecia

sábado, 03 de septiembre de 2016

Daniela Silva Astorga
Cultura
El Mercurio

 

Su proyecto “Werken” se impuso, frente a los otros seis finalistas, en el concurso del Consejo de la Cultura.

Quienes entren al pabellón chileno en la próxima Bienal de Venecia, que comienza en mayo, se encontrarán cara a cara con 1.500 máscaras kollong , dispuestas en 100 m {+2} y rodeadas por 6.907 apellidos mapuches que aparecerán en metros y metros de letreros led programados. Así será “Werken”, la instalación con que el artista nacional Bernardo Oyarzún (1963) y el curador paraguayo Ticio Escobar (1947) representarán a nuestro país en la 57ª versión de la bienal.

El proyecto curatorial de Escobar fue elegido a través del concurso público que, tal como para la bienal pasada, convocó el Consejo de la Cultura para chilenos y latinoamericanos. Hubo otros seis anteproyectos finalistas, como los de Alexia Tala y Paco Barragán, y el de Luis Alarcón con Ana María Saavedra. Pero el jurado, que integraron Cuauhtémoc Medina, Ivo Mesquita, Nelly Richard, Gaspar Galaz, Gonzalo Díaz, Mónica Bengoa y Emilio Lamarca, le adjudicó el mayor puntaje al boceto de Escobar.

Tras la decisión del jurado, que ayer se anunció a los ganadores, Mesquita afirmó: “Este es un proyecto de gran consistencia y coherencia por la vinculación entre las investigaciones de Oyarzún y Escobar”. Y lo dijo refiriéndose a que tanto el artista como el curador han abordado por años al mundo indígena. De hecho, ya les había tocado trabajar juntos cuando el chileno participó en la Bienal de Valencia, con la obra “Bajo sospecha”, y en la Trienal de Chile, que Escobar encabezó.

“Tratar temáticas indígenas es bastante delicado. Pero Bernardo es capaz de crear desde adentro, por su ascendencia mapuche, y por su profunda preocupación y conocimientos. Me interesaba trabajar lo indígena en este momento en que el arte se ocupa de aspectos políticos, sociales y antropológicos bajo el reto de hacerlo con un lenguaje propiamente estético. El desafío del arte es salirse de su círculo hermético y tener una potencia de forma”, dijo Escobar. En tanto, Oyarzún, muy contento con la noticia, comentó: “Quise crear la obra a partir de los apellidos mapuches desde varios puntos de vista, como la disminución de su uso por presiones del Estado, y el imaginario heroico que existe frente a ‘La Araucana'”. Así, las máscaras serán la representación visual de los apellidos.

En tanto, el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, apreció la definición del jurado: “Sin duda, Oyarzún y Escobar serán fieles representantes de todo lo que está pasando en Chile frente a la valorización de nuestro arte contemporáneo y pueblos originarios”.