Bernardo Oyarzún en la 57 Bienal de Venecia