A Quiet Passion

de Terence Davies

Martes 8 de agosto
16:00 y 18:30 horas

Entrada Liberada



Cine que es poesía 

Corporación Cultural Arte+ lo invitan a ver “A Quiet Passion”, (Inglaterra, 2016), de Terence Davies. Con Cynthia Nixon, Jennifer Ehle, Keith Carradine, Duncan Duff, Joanna Bacon, Catherine Bailey, Emma Bell.

Duración: 125 minutos.

Galería Patricia Ready (Espoz 3125, Vitacura. Teléfono: 22953-6219).

 

SINOPSIS:

Biopic de la obra y vida de Emily Dickinson (1830-1886), considerada la poeta más importante de Estados Unidos. La gran artista paso la mayor parte de su vida en casa de sus padres en Amherst, Massachusetts. La mansión en la que vivió sirve de telón de fondo al retrato de una mujer nada convencional, de la que se sabe muy poco. Fue considerada una niña con talento, pero un trauma emocional la obligó a dejar los estudios. A partir de ese momento, se retiró de la sociedad y empezó a escribir poemas. A pesar de su vida solitaria, su obra transporta a un apasionante mundo.

 

COMENTARIOS:

—Luis Martínez en el diario “El Mundo”: “(Este filme) vuelve a  mostrar la precisión, profundidad y genio de un clásico. (…) Davies funda uno de sus trabajos más intensos, más conscientemente heridos”. 

—Javier Ocaña en el diario “El País”: “Una película que tiende hacia lo sublime (…) una obra de riguroso aparato formal que, en su despliegue, con severa sencillez, trasciende la cotidianidad de su personaje para alcanzar a la persona y a su obra, a su nobleza y a su poesía”.

Geoffrey Macnab en el diario inglés “The Independent”: “Una película excepcional con una ardiente interpretación de Cynthia Nixon (…) Es una muy fiel recreación del mundo de Dickinson, pero nunca resulta estática”.

—Quim Casas en “El Periódico”: “La puesta en escena es de una delicadeza a flor de piel (…) La elipsis que muestra el envejecimiento de toda la familia a partir de la realización de unas fotografías es uno de los momentos más admirables que recuerdo en años, algo por lo que vale la pena ver esta película”.

—Richard Brody en “The New Yorker”: “Una absoluta y hermosísima obra maestra (…) Es divertida –no sólo inteligente e irónica, sino también graciosa, hilarante, histérica…”